25.9.13

Negro


Hay un conjuro que te trae
Negro blanco y dorado
A mi almohada incendiada
Las agujas chocan
En mi pagina limpia
A esta hora maldita
Los minutos en que te sueño
Cuando te recorro entero
Sin ilusiones arrobadas
Todo para mi estas
Como miel de la mañana
Desde aquel enero sin nombre
Cuando todavía eras mío
Te quiero certero ahora
Como el rayo en mi ventana
No me tengas velando
Esta hiel que quema
Cuando nos juntemos y veas
Flores mas que un universo
Demostrado en una noche
Ese segundo eterno
En que sos feliz y reprimís
Tu sonrisa transparente
Para volver a tu reja
Entre mil veces ahogadas
Te quedaste en este blanco
Amor y deseo
Jugate a traerlos
Si me tentas pronto
Otra madrugada
Con tu acero despejado
No vuelvas a inquerir
Porque voy a hacerte mío
Sin preguntar a nadie
ya no pienso liberarte

Madrugada


De a poco te borro
De la memoria de mi piel
Se desdibuja
La rutina del amor
La música que usábamos
Para explorarnos libres
Y meternos oscuros
En una danza de lamidos
fuego y placer
Que trajiste y dejaste
En lo mejor del pleito
Insoportable tu silencio
Te fuiste donde no somos
Mas que otro recuerdo
Me confundieron tus pasos
Oblicuos
Quiero cerrarte
Como a uno de tus libros
No volver a cruzarte
me duele tu lejos
No entiendo la razón
Que guardaste cobarde
Disculpas no alcanzan
Niño malo fuiste
Hombre perturbado vivirás


17.9.13

4.30




Es la hora en la que inevitable me despierto
vos a mi derecha
boca arriba el perfil de tu antifaz
el torso ofrecido y caliente
destapado hasta por debajo de mi felicidad
mi mano se escapa y encuentra
el iman que la agita y desea