9.6.10

Boabab


El árbol del Principito, sagrado en Africa, es curioso, gigante, puede llegar a los 50 metros y pasar los 7 de diámetro en su tronco, lleno de nudos, también se puede  cultivar en maceta o bonsai, el otro extremo. Su fruto es tierno y las raíces jóvenes se pueden consumir como espárragos.
El Principito los dibujó en su planeta.