14.11.09

Estanque


liberado de tristezas
un espejo que remite
al lago de tu alma
construirás ese espacio infinito
a salvo de mentiras
capullos lilas adornarán tu cabeza
y mecerán tus mañanas
hojas que flotan
como penas en el olvido
verdes que tiñen
de compasión tu quebrada
almidón para tus alas
resquebrajadas dolorosas
reflejos que brotarán
desde el fondo
para un día
despegar
de tu corazón
bien rojo
la maravilla
de tu escencia.

*Foto: jardín interior del Petit Palais, Paris.

2 comentarios:

Alis dijo...

Me encanto querida Azucena.
Besos

MS dijo...

gracias por encontrarme con tu poema. Hagamos acuerdos como estos, y nos sobrarán dulzuras.