18.11.09

carnívora


tres lenguas azules
nacieron hoy
te enlazan
abrazan y degluten
si eres ángel
otras tres alas blancas
te devolverán
pero si habitas al demonio
engolosinado
nada verás
con el sol bien alto
un mediodía
las astillas de tu corazón
en su piel tersa se proyectarán
para erigir una espada
en el centro
como campana abierta
para tu dolor
ese halo celeste
un día apenas
te protegerá
mañana
si eres valiente
deberás buscar a otra
para depositar
lejos de mi azul
tu maldad.

17.11.09

nevada jacarandá



*Buenos Aires, Freire al 100.

14.11.09

Estanque


liberado de tristezas
un espejo que remite
al lago de tu alma
construirás ese espacio infinito
a salvo de mentiras
capullos lilas adornarán tu cabeza
y mecerán tus mañanas
hojas que flotan
como penas en el olvido
verdes que tiñen
de compasión tu quebrada
almidón para tus alas
resquebrajadas dolorosas
reflejos que brotarán
desde el fondo
para un día
despegar
de tu corazón
bien rojo
la maravilla
de tu escencia.

*Foto: jardín interior del Petit Palais, Paris.

8.11.09

aquellos sueños





En algún lugar sobre el arcoiris
Muy alto
Y los sueños que has soñado
alguna vez
En una canción de cuna
En algún lugar
Sobre el arcoiris
Pájaros azules vuelan
Y los sueños que has soñado
Y los sueños de verdad
Se vuelven realidad

Algún día desearé
En una estrella despertar
Donde la nubes están lejos
Debajo de mí
Donde los problemas se derriten
Como gotas de limón
Muy arriba de las chimeneas
Es ahí donde me encontrarás

En algún lugar sobre el arcoiris
Pájaros azules
Vuelan y los sueños a los que te atreves
Oh ¿por qué?, oh ¿por qué no puedo?

Bueno, veo árboles de verde
Y rosas rojas también
Las veré florecer
Para ti y para mí
Y pienso para mí misma
Qué mundo tan maravilloso

Bueno, veo cielos de azul
Y veo nubes de blanco
Y la brillantez del día
Me gusta lo oscuro
Y pienso para mí misma
Qué mundo tan maravilloso

Los colores del arcoiris
Tan bonitos en el cielo
Están también en las caras de la gente
Que va pasando
Veo amigos dándose la mano diciendo: ¿Cómo estás?
Están en verdad diciendo: “yo… yo te amo”

Escucho bebés llorar
Y los veo crecer
Aprenderán mucho más de lo que nosotros sabemos
Y pienso para mí misma
Qué mundo tan maravilloso

Algún día desearé
Sobre una estrella despertar
Donde las nubes están lejos
Debajo de mí
Donde los problemas se derriten
Como gotas de limón
Muy arriba de las chimeneas
Es ahí donde me encontrarás

En algún lugar sobre el arcoiris
Rumbo arriba
Y los sueños a los que te atreves
Oh ¿por qué?, oh ¿por qué no puedo?

(*) Judy Garland, en El Mago de Oz, 1939.