27.7.09

Lenticular


que pase la noche
tormenta rapaz
perfora un dolor
en el cielo
hace sangrar
un hondo gris
ácido derramó
huesos abrieron
sin semillas para soldar
una ventana al otro lado
querer hacer
querer querer
cacique de trastadas
sin ver la foto
te vas
volvés
no estás
me fui.
(*) Foto: Crepúsculo, sur argentino.

3 comentarios:

Elio Milay dijo...

Ufffffffff...

He dividido los blogs que visito, entre arte visual y poesía. El tuyo lo he titulado "Poesía con Agua de Azucena". Y con más motivo que nadie debe llamarse así. Eres una grandísima escritora. Tus poemas son pura libertad mental, y están llenos de hondura, alcance, misterio. Poesía de verdad. La que despierta la imaginación y el instinto creativo. La que no lo da todo hecho, sino que siembra semillas diferentes en cada lector. La que debe ser completada, a la manera impresionista, por el pensamiento de cada lector, dotándole de un sentido por revelar, dando su propio significado al enigma.

En cualquier caso, la desolación impera en tus poemas. Lejos de disgustarme, me fascina, porque le das un tono épico, magnífico, universal. Está más allá de sentimientos superficiales.

Te admiro, Tagtachian. Eres buenísima escribiendo. Yo me doy cuenta.

Anónimo dijo...

Desoladamente dulce en tus bellos ojos claros.
Otro admirador
ms

Alis dijo...

El tiempo cura todo.......cuando vas
a colgar una sonrisa en tu poesia?
Besos.