30.5.09

¡Gracias Yahaira!



Mi amiga Yahaira creó este hermosísimo e increíble Atomo de Miel: Polen de Azucenas. Gracias, Yaha, una vez más.

Nido de polen
aro de azucenas
traen su calor
alrededor de la vida
irradia fuego
tibieza
una trama sutil
delicada
hay en cada hilo
un sendero de vida
un pliegue a transmitir
un recorrido calmo
figuras que desandar
hay estrellas
verdades y luces
viajan desde tierras lejanas
hay amor por descubrir

29.5.09

Música y fotos para el alma

Les dejo este hermoso concierto nº 27 para piano de Mozart. Realmente es bellísimo, para disfrutarlo y compartir con todos, junto con las imágenes de París. ¡Gracias a mi amigo Elio por enviármelo!

19.5.09

Manierista


Vida que se ensaña
nariz en el fango
nuca que no levanta
aplana cada ilusión

en cenizas y decepciones
va inmersa tu capa
con albas y desvelos
sentencias coladas al pasar

truenos de palabras repetidas
consejos como dardos
clavan obviedades
ignoran ellos
la figura serpenteada del Greco
y hasta las curvas del vegetal

sólo cajas de verdes suman
en agendas programadas
habitaciones estériles

algunos se entrometen
insisten
declaman
nunca un pedazo de pan

la canción de los imposibles
suena en corazones abiertos
valientes de tristezas
mágicos de tempestad

el sendero reparte
ruinas y baluartes
compuestas incógnitas
peces dorados

llegará un día
en que tu halo transmute
frases métricas, globalizadas
colecciones de olvidos

será momento entonces
de reirte fuerte
frente a paredes de cal.

Imagen: La Magdalena penitente, el Greco (1541-1614).

9.5.09

Moneda en el mar


cara que se aleja
se achata y se aplana
océano que devora
ojos, boca, pómulos
silueta que imprime
su forma a las olas
mueca que se diluye
en sal
navega tu humor
a la deriva
en la oscuridad
tu alta esquela pelea
difusa en lo hondo
sigue su camino
adentro
ritmo sinuoso
empuja la marea
te aspira la profundidad
cada vez más lejos
frío
alma como salvavidas
corona un rostro singular
se detiene
llega al ojo del mar
crece
se expande
una fina película recubre
la superficie toda
se funde en el agua
como aceite en el paladar.