11.3.09

Escarabeo


La provocación que nace de la belleza. La que anima a desvelarse. A seguir. A intentar. A buscar. Cuando es no, un telón se abre. Estrellas a otro final. Paraíso a salvo. De miradas. Dolores. Maltrato y especulaciones queman. Allá, donde el mármol vive color y las formas se eternizan, tiñe la suavidad del amor. Donde llega el cincel. También una orilla. Donde es posible atravesar la soledad. Sondearla. Entretenerla. Amanecer cuando cubre la noche. Brillar si desaparece el sol. Luz que deja cometas en cada planeta. Una puerta en medio del vacío. Un adiós con navegador. Salir. Respirar. Caminar. Conmoverse. Sonreír. En cada ausencia.
La Naturaleza desvelándose ante la Ciencia. Ernest Barrias (1841-1905). Musée D' Orsay, Paris.

No hay comentarios: