14.2.09

))Levántate y baila))

Del director de Trainspotting --el inglés Dany Boyle--, Slumdog Millonaire podría parecer una de gangsters hindú. Sin embargo, hay una metáfora que hilvana y recorre toda la película, y que la salva de los meros enfrentamientos entre bandas y el padecimiento que se sabe trae la marginalidad o la pobreza. Y, como todo en la vida, está ahí para quien lo quiera mirar o tomar. Las experiencias (buenas y malas, pero más que nada las malas) pueden rescatarte, incluso salvarte, en momentos clave. Aquellos mismos pasos difíciles son los mismos que te ayudarán a seguir andando, a luchar por los sueños. Y como en los mejores films de Kitano, todo el set termina bailando. Danzar, hacer circular la energía y canalizarla hasta sonreir. En el sitio oficial que acá linkeamos está la banda sonora, para disfrutar ¡y bailar!

5 comentarios:

armen dijo...

Me gusto mucho la nota, parece mentira que la globalizacion ha llegado hasta la India, seria muy interesante que nos contagiaran un poco de su filosofia de vida, Su musica es muy buena.
Saludos yabrum

Yahaira Valverde dijo...

Hola Azucena:
Espero que estes bien y visitando tu blog. Supongo que con mucho trabajo. Quiero dejarte este cuento:

Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaba a los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros.

Una de las vasijas tenia varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino a pie desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota solo tenía la mitad del agua.

Durante dos años completos esto fue así diariamente; desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque solo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la vasija quebrada le habló al aguador así, diciéndole: "Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas solo puedes entregar la mitad de mi carga y solo obtienes la mitad del valor que deberías recibir."

El aguador, le dijo compasivamente: "Cuando regresemos a la casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino."

Así lo hizo la tinaja. Y en efecto vio muchísimas flores hermosas a lo largo, pero de todos modos se sentía apenada porque al final, solo quedaba dentro de sí la mitad del agua que debía llevar.

El aguador le dijo entonces: "Te diste cuenta de que las flores solo crecen en tu lado del camino?

Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado y por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi Maestro. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza."

Què tengas una maravillosa semana, te quiero mucho amiga.

Eugenia S. dijo...

La verdad que increíble. Salí con la misma sensación que tu. Realmente la vida, muchas veces, te enseña más que un libro, una educación o una política. ¡Hace rato que paso en silencio! De este sitio no me olvido :)

Un beso del otro lado del río.

agua de azucena dijo...

qué lindo, eugenia, que pases por aquí de visita. gracias por tu comentario. esperamos con ansias que vuelvas a la blogósfera, un cariño muy grande, aquí tambien del otro lado del río. esta música levanta, no? trae mucha energía. yo la escucho seguido y me hace bien. aquí estamos para difundir y ayudar, hacer una red de lazos violetas para todos quienes lo necesiten. besos.

Elio Milay dijo...

Desde el Jabón de Cleo y Slumdog (que por cierto se llevó 8 oscars... Qué buen ojo tienes) no he visto nada nuevo, Agüita de Azucena. ¿Estás bien?

Por tus comentarios en mi blog sé que sigues viva, eso sí, jajaja... Y qué lista eres, siempre das en el clavo con tus análisis. Súper intuición y claridad mental, las tuyas.

Te dejo un abrazo fuerte y mucho ánimo. Se te quiere de corazón.