6.11.08

))El gato cazador))

Atrapado sin salida,
quedó el gato en la ventana,
¿de quién fue la mano mala
que le cerró su huída?

¿Acaso será por amor
que puso el alambre tejido
temiendo que el gato aturdido
saltase con algún valor?

Por ahora, no sabemos nada.
porque los gatos aún no hablan.
Los chicos a veces le gritan,
y el tigre ni grita ni salta.

Solo supimos que ayer,
mientras la tarde caía,
el gato miró a la rata.

La pobre pasó muy cerca,
y ni el alambre tejido,
evitó que la masacrara.

El gato estará atrapado,
pero sigue siendo un gato,
y ahora es un gato cazador,
porque ayer morfó al roedor.

Simón Tagtachian(*)
*Es colaborador y lector de este blog. ¡Gracias por el material!

1 comentario:

alis dijo...

Muy poetico, pero dejen libre al gato cazador!!!!!