13.8.08

)) Canción de estrellas ))

Le gustaba asomarse a ese huequito y apoyar el ojo derecho. Por ese resquicio, latía, respiraba. Las flores como estrellas eran sus adornos. Le hacía bien repensarse bella. Entera. Libre. No sabía bien por qué, o sí, había caído en ese túnel. Escarbaba adentro y a su alrededor. Estiraba la mano. El eco la volvía loca. Quieta, observaba. Se había cansado de pensar. Apoyó el ojo izquierdo. Esperó. Pasó un hada. Le tejió una manta con flores y estrellas. Le sonrió. Prometió volver a iluminarla.

No hay comentarios: