16.7.08

Tratado sobre la in-felicidad)) y algunas manías









Guarda de todo en su escritorio. No sólo papeles y documentos. Allí hay mate, café, té, aspirinas, lima para las uñas, plasticola, tijera, abrochadora, cinta scotch, alfiler de gancho, gotitas para la alergia, carilinas, azúcar, leche en polvo, servilletas, cubiertos, alcohol bactericida y un pote chiquito de crema Hind's, la rosa para manos. El extendido kit la armoniza. ¿Qué no? Saberse el cajón/botiquín de la empresa. Pasame tu tijera. Te saco un minuto la crema. Te robo una aspirina. Me sirvo un poco de leche. Me llevo un saquito de té. Ya que estás, poneme unas gotitas. Ay, cómo arden. Necesito un carilina. Alcanzame la cinta scotch. Ránking de mangazos: aspirinas, bactericida y crema Hind's. Están los que siempre piden (y consiguen). Y están los que siempre dan. Los dame dame son hijos menores, algo malcriados, delicada u ostentosamente egoístas, un pilín caprichosos. Los proveedores, en cambio, rankean entre los hijos mayores, los demasiado responsables, los por demás respetuosos, los ordenados y metódicos. A los pido pido les va mucho mejor.

3 comentarios:

Victoria Viajera dijo...

Sí Magda, tenés mucha razón. Sobre todo sobre los "pide pide". Pero a partir de ahora voy a pensarlo dos veces antes de pedirte la Hinds. O conmigo no hay problema? Qué bueno que hayas vuelto!!! V.

agua de azucena dijo...

victoria viajera! gracias x escribir. por supuesto que no hay problema! igual quep para el resto de los "aludidos"!! me quise tomar un poco en broma mis maniassss y obsesiones, que las hay muchas, sepan disculparrr. besos y aguante la hind's!

alis dijo...

Es mejor dar que pedir