2.11.07

Y era naranja nomás

Bienvenido Lilium!

1 comentario:

Victoria Viajera dijo...

Con cuidado, hay que retirar el polen de los pistilos. Basta con poner los dedos como si fuera una pincita de depilar y tirar levemente hacia arriba. Es preciso porque manchan pero, además, el polen pudre los pétalos más rápido.
El lilium naranja con los días se va apagando ¡Pero qué lindo es verlos!