5.9.07

CASOS)) ¿Vengadoras asesinas?

"En la venganza, como en el amor, la mujer es más bárbara que el hombre" está en el relato Letras de azúcar, en este mismo blog. Pero, ya se sabe, la realidad supera la ficción. Gloria Nélida Opazo, la amante del cardiólogo de Caballito, lo acaba de confirmar. Despechada "se ajustició" acertándole al jefe de Cardiología del Hospital Rivadavia tres disparos, dos en la cara y otro en la espalda. La morocha de 55 años, que viaja en taxi y sólo usa tacos altos, había preparado este momento. Seis meses atrás se afilió al Tiro Federal y tomó clases para manejar el arma. Y hace cuatro meses compró las balas y la pistola calibre 3.80 (¿reglamentada? ¿qué psicólogo firmó el permiso?). El, Rubén Angel Farah, con 49 años, cayó a una cuadra y media de su casa mientras su familia lo esperaba para cenar.
La otra vengadora es la ex que mandó a apretar al padre de sus tres hijos, un abogado reconocido en Monte Grande. Y a los muchachos pesados como ella, se les fue la mano. A los 47 años, Cristian Vázquez fue encontrado asesinado en un descampado en Ezeiza.
Por último (y por ahora, aunque este fue el primero de estos casos que en su dramatismo fueron in creyendo --¿leeerán los diarios estas señoras?--) es la escena que protagonizó el conocido profe Daniel Córdoba. El técnico futbolero se salvó por poquito. Es más, la sacó muy "barata". Es que su novia paraguaya, María Elena Servín, lo cortó con un jarrón de porcelana, justo ahí por dónde -digamos- todo hacía indicar que la había traicionado. ¿Qué pasó? Ella encontró en su celular unos mensajitos que no deberían haber estado. Horas después, él le pidió perdón públicamente y habló maravillas de ella.
¿Qué secretos mecanismos hacen detonar a las mujeres vengadoras? ¿Asesinas?

1 comentario:

sara dijo...

mm, a veces siento que podria ser una de ellas.
De hecho, cuando entrenaba y tenía mucha más fuerza que ahora, le dije a un chico que se alejara de mí porque le estaba por encajar una trompada. No sé cómo me contuve (civilidad, quizás?).
saludos