13.7.07

¿Yegua o mina con código?

1. Si te encontrás con él y su pareja por la calle, --vos sos amiga de él--, hablale a ella. De vez en cuando, panealo a él, pero dirigite a ella. A él ya lo conocés. A ella, la estás incorporando ahora. Le estás dando su lugar.

2. No vayas a tomar un café sola con él. Pasa alguien y ya está la imagen. Qué importa lo que digas después.

3. No te sientes en el auto al lado del varón. El coche es como un departamento. Un lugar de mucha intimidad. Va a cualquier parte.

4. No le des tu celular. El teléfono del 15 es privado. Es una línea que sólo atendés vos, en privacidad.

5. No aceptes la tarjeta que te da un hombre, te está tratando de yiro. Mucho menos, si estás en un lugar con tu marido, y se te acerca el otro justo en el momento que tu pareja se levanta.

6. No mires directamente a los ojos del hombre, como buscando perforarlo con la mirada.

7. No lo toques. No le agarres la mano, ni el brazo, ni la cabeza. Si a él le interesa, ya se va a acercar.

8. No le digas "cariño", "mi amor", "lindo", "ternura".

9. No visites a hombres casados, cuando están solos.

*comentarios en el programa de Rolando Hanglin, RH Positivo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No mires directamente a los ojos del hombre.

Mira el piso. Reza tres veces. Descorrete el velo y recién ahí, si no te encuentras orientada hacia la meca, gira tu cuerpo y sientete plena.

Cordelia dijo...

si, por esas cosas de la vida, no hiciste ninguna de estas cosas y estás involucrada con un hombre casado o acompañado; si lo miraste a los ojos; si te hiciste la demi moore; si le diste tu celu, por favor no le mandes mail!!! que sea él quien tire la primera piedra. Recordá: no te dejes endulzar por sus palabras, son siempre dardos certeros con una sola meta: tu cuerpo. todo lo demás, es lo demás y no lo recordarán hasta que conviertas en su plan b, para eso habrá otro comentario.

armen dijo...

Creo que sí, que las costumbres "como las de antes", nos iba mejor, aunque tampoco faltaban los sobresaltos, hoy vivimos bajo la ley de la selva y del vale todo.